PATRÓN COJÍN XXL LEÓN BALI

No podía faltar en el blog este patrón del cojín león Bali 🙂
Desde que lo publiqué por Instagram y Facebook,  hace ya unas cuantas semanas, tuve claro que por aquí tenía que aparecer sí o sí 😉
El cariño que le tengo al cojín es muy especial porque desde que lo hice por primera vez, me inspiró para seguir trabajando en más modelos de leones como el de la manta de apego, el sonajero y el amigurumi.

Cada vez que lo repito lo disfruto muchísimo y lo mejor de todo es que poco a poco voy mejorando cada modelo con pequeños detalles, probando distintos colores y tamaños. Creo que se nota la diferencia entre uno y otro y tengo que decir que me encanta ver esa evolución en cada trabajo 🙂

DSC04008-01.jpeg


Lo bonito de la artesanía es que no hay dos iguales, aunque el modelo sea el mismo, siempre hay pequeñas diferencias entre una pieza y otra y eso es lo que hace que el trabajo sea único y especial.

Este es el primero que hice y del que os hablaba 😉 Recuerdo el día que lo terminé 😀 Estaba inmensamente feliz porque después de mucho trabajo por fin di con lo que quería. Determinar el detalle de las ondas y el punto garbanzo no fue nada fácil porque nada me convencía y de repente surgió después de mucho hacer y deshacer 😉

IMG_20180731_190744_290.jpg

El caso es que llevo tiempo trabajando en la idea de nuevos cojines y de mejorar aspectos de los tejidos hasta ahora.
Un detalle que quería modificar respecto a los primeros cojines era tener la posibilidad de quitar el relleno, para poder lavar la parte exterior sin necesidad de lavarlo entero. ¿Cómo lo haríamos? poniendo unos botones en la parte inferior del cojín.
Me parece genial tener esta opción a la hora de tejer un cojín y poder elegir la que más nos guste.
Todo dependerá del modelo que vayamos a hacer, del material con el que lo hagamos o su finalidad. Si lo hacemos con trapillo, a la hora de lavarlo, quizás es más cómodo hacerlo solo con la funda por el tema de que tarda en secar; si es para los niños y lo van a utilizar para sus juegos o ratos de lectura, es probable que se ensucie de forma más rápida y sea más cómodo quitar la funda; o si solamente es decorativo o simplemente no nos gusta la opción de los botones, podemos dejarlo entero y queda ideal igualmente.

La opción está ahí y qué mejor que tener distintas posibilidades según las necesidades 😉

En este caso traigo al blog este león que hice con trapillo. La verdad que lo hice porque quería probar qué tal quedaba con los botones e ir gastando el trapillo que tengo por casa.

DSC02606-02

El resultado me ha gustado mucho así que me he puesto en marcha con otro león, pero  tejido con algodón y con una expresión distinta.
Este cojín en algodón se acerca más a la idea que tenía desde un principio 😀
¿Qué os parece?

IMG_20181009_210744_543.jpg

El patrón de este cojín de algodón es muy similar al de trapillo. La única diferencia es que las bases tienen bastantes más vueltas y las orejas, ojos y nariz son diferentes. Si os gusta, me lo decís y pongo el patrón final 😉

Mientras tanto, vamos con este patrón.

IMG_20180819_184436_030.jpg

¿Qué vamos a necesitar?

– Trapillo o cualquier material XXL en dos colores para la base y las ondas del pelo.
– Ganchillo de 10 mm o 12 mm
– Hilo para ganchillo de  unos 3 mm para tejer los ojos, nariz y hocico.
– Ganchillo de 3 mm para tejer los detalles de la cara.
– Hilos de costura para coser las distintas piezas de la cara.
– Aguja de costura y aguja lanera
– Marcador
– 2 botones en el caso que queráis hacer la opción de cerrarlo así.
– Relleno
– Tela fiselina

¿Qué puntos vamos a trabajar?

Anillo mágico
– Punto raso:  p. raso
– Punto bajo:  pb
– Medio punto alto:  mpa
– Punto alto:  pa
– Doble punto alto: dpa
– Aumento:  a
Punto garbanzo

BASE DEL LEÓN. Ganchillo  10 mm o 12 mm
(Tejer 2 partes para luego unirlas)

Vuelta 1. Anillo mágico de 8 mpa.  (8)
Vuelta 2. Aumento en cada punto. (16)
Vuelta 3.  Mpa, a  (24)
Vuelta 4.  2 mpa, a  (32)
Vuelta 5.  3 mpa, a  (40)
Vuelta 6.  4 mpa, a  (48)
Vuelta 7.  pb en cada punto  (48)

OJOS. Ganchillo 3 mm
(Tejer 2 piezas)

10 cadenetas más 2 de subida.
Desde la segunda cadena: 10 mpa y cerrar con p. raso. Girar el trabajo.
2 pb, 2 mpa, 2 pa, 2 mpa, 2 pb, p. raso en el último punto.

NARIZ. Ganchillo 3 mm

Anillo de 6 pb. No cerrar del todo y dejar como un semicírculo.
Girar el trabajo. Aumento en cada punto.
Girar. Pb, a, pb, a, pb, 3a, pb, a , pb, a , pb, a,
p. raso en la parte de la base y cerrar en el inicio.

HOCICO. Ganchillo 3 mm

Vuelta 1.  Anillo de 8 pb.  (8)
Vuelta 2.  Aumento en cada punto.  (16)
Vuelta 3.  Pb, a  (24)
Vuelta 4.  2 pb, a  (32)
Vuelta 5.  3 pb, a (40)
Vuelta 6.  4 pb. a (48)
Vuelta 7.  5 pb, a  (56)

DSC02591-01.jpeg

OREJAS. Ganchillo 10 mm o 12 mm

Anillo mágico 5 pb. Dejar en semicírculo sin cerrar del todo.
Girar el trabajo. Aumento en cada punto. 10 puntos.
Cerrar.
Dejar un poco de hebra para luego coser a la base con aguja lanera.
Al coserlas, darle forma y doblarlas un poquito.

Una vez tengamos todo, cosemos las distintas piezas en una de las bases antes de poner el relleno y cerrar ambas partes.
En mi caso las he cosido con hilo normal de costura y aguja.
Las orejas si os parece más cómodo, las podéis dejar para después de unir las dos partes de la base.

CERRAR BASES Y ONDAS DEL PELO

A continuación voy a poner dos formas de cerrarlo. Una, para hacerlo con los botones y la segunda sin ellos.

1. CON BOTONES

Una vez tengamos las dos partes de la base, las unimos con hilo del mismo color y lo hacemos por la hebra interna de cada punto.
¡OJO! Dejaremos sin cerrar la parte de abajo, que es donde colocaremos los botones, y dejaremos una abertura de unos 8 o 10 puntos para poder sacar y meter bien el relleno.
Cosemos los botones en la base con hilo  y para cerrar las dos partes, los introducimos por uno de los puntos tejidos en la otra base.

DSC02600-01.jpeg
DSC02612-01.jpeg

Una vez tengamos el relleno preparado dentro de la tela de fiselina, que es la que se utiliza para este tipo de trabajos, lo introducimos en el cojín.
Para hacer el relleno lo que hago es calcular la medida del cojín y cortar dos partes de este tipo de tela. La coso en un momento con la máquina de coser e introduzco el relleno. Una vez lista la coloco amoldándola bien dentro del cojín.

Ahora nos toca hacer las ondas del pelo.
Consta de dos vueltas y en la primera tejemos una vuelta de punto garbanzo y en la segunda, una secuencia de varios puntos para formar las ondas.

Para empezar, hacemos 42 cadenetas y cerramos en el inicio de la primera cadeneta con punto raso. Fijáos al cerrarlo porque puede que se retuerza la fila de cadenetas, es un paso importante.

Quizás os extrañe que si la base tiene 48 puntos, por qué os digo de hacer 42.
Al tejer el pelo de manera independiente a la base, queda más grande de lo que necesitamos y no queda exacto, por eso hice cálculos y probando varias veces, di con el número de puntos que iba bien para luego colocarlo en la base.

Vamos con la segunda vuelta.
Una vez cerrado el círculo, subimos dos cadenas que cuentan como primera lazada de nuestro primer punto garbanzo. En ese mismo punto hacemos una o dos lazadas más dependiendo del material. Si es muy gordo quizás con dos lazadas sea suficiente.
Si no sabéis hacer el punto garbanzo, os dejo un enlace de un vídeo que hice explicándolo.
Enlace vídeo punto garbanzo
Continuamos tejiendo punto garbanzo hasta terminar la vuelta que cerraremos con punto raso en el inicio. Nos quedarán en total 42 puntos garbanzo.

Comenzamos en el siguiente punto, no en el que hemos cerrado con punto raso, sino en el siguiente. Hacemos la siguiente secuencia tejiendo, dos puntos en cada hueco, menos cuando toque punto raso que será solamente un punto.
2 pb, 2 pa, 2 dpa, 2 pa, 2 pb, 1 punto raso y repetimos hasta terminar la vuelta.

Una vez terminado, nos toca colocarlo alrededor del león. Yo lo cosí con hilo que utilizo para tejer los amigurumis, en el mismo color que el pelo. El hilo al que me refiero no es el de costura porque es muy fino, y tampoco es el del material de trapillo porque es demasiado gordo. Con un hilo que sea para ganchillo de 3 mm es suficiente.

Aconsejo colocar el pelo alrededor, entre las dos bases y fijarlo con alfileres. Luego coserlo con la aguja lanera y lo tenemos listo 😉

2. SIN BOTONES

En el caso de que queramos hacer el cojín sin botones, entonces lo que haremos será cerrar las dos partes formando las ondas del pelo.
Las ondas del pelo se hacen primeramente con una primera vuelta de punto garbanzo y una segunda vuelta con una secuencia de puntos.
Vamos con la primera vuelta. Haremos el cambio de color y unimos las dos partes primeramente con un punto raso y subimos dos cadenetas.
Esos dos primeros puntos contarán como primera lazada del punto garbanzo. Hacemos una lazada más o dos, según nos lo permita el material. Entiendo que si es con trapillo resulta más complicado, así que con dos o tres lazadas como mucho para cada punto garbanzo será suficiente.
Hacemos un punto garbanzo en cada punto.
Si no sabéis cómo tejer este punto, os dejo un vídeo que hice hace un tiempo donde lo explico.  Enlace vídeo punto garbanzo

Por supuesto antes de cerrar, nos tenemos que acordar de introducir el relleno.
Una vez tengamos el relleno preparado dentro de la tela de fiselina, que es la que se utiliza para este tipo de trabajos, la introducimos en el cojín.
Para hacer el relleno, calculo la medida del cojín y corto dos partes de la tela fiselina. La coso con la máquina de coser e introduzco el relleno. Una vez lista la coloco amoldándola bien dentro del cojín.

Una vez tengamos los 48 puntos garbanzo cerramos la vuelta con punto raso.
En la siguiente vuelta vamos a formar las ondas del pelo. Haremos dos puntos en cada hueco con la secuencia que voy a explicar a continuación.
Primeramente comenzamos en el siguiente punto, no en el que hemos cerrado con punto raso, sino en el siguiente. Hacemos la siguiente secuencia tejiendo como he dicho, dos puntos en cada hueco, menos cuando toque punto raso que será solamente un punto.
2 pb, 2 pa, 2 dpa, 2 pa, 2 pb, 1 punto raso y repetimos hasta terminar la vuelta.

En este caso ya tendríamos listo nuestro león 🙂  Es la forma más rápida de hacerlo si lo preferimos sin botones 😀
DSC03837-01.jpeg
¿Qué os ha parecido? 😀 Espero que os guste y os animéis con él 😉 Queda ideal en las habitaciones de los peques.
Y si os apetece también, tenéis más patrones en el blog de más leones Bali 😉 Podéis encontrar el sonajero, el amigurumi y la manta de apego 😉
¿Cuál os gusta más?

DSC02606-02.jpeg
Con cualquier duda me podéis escribir y os contesto lo antes posible.

Y ya sabéis, si los tejéis no dudéis en decírmelo que me encantará ver todas vuestras preciosas creaciones.

¡Gracias por estar ahí!

Nos leemos pronto.

Firma 2

Anuncios

COJÍN KOALA

¡Buenos días a todos!
¿Qué tal estáis? 🙂
Hace un tiempo que me llevo fijando en artículos de decoración para tejer y cada vez me cuesta más decidirme por uno a la hora de trabajar ¡me apetecen todos a la vez!
El caso es que sigo con los cestos, pero me ha picado el gusanillo y tengo en mente otros trabajos que os iré enseñando poco a poco.
En este caso, este cojín koala ha sido tejido pensado para regalar a un niño de unos 10 años. Quería tejerle un detalle distinto a los que suelo hacer sin dejar de pensar en qué le podría gustar realmente.
Me gustan los detalles que se puedan utilizar, que tengan un significado y este creo que puede ser uno de ellos. ¡Espero acertar! 😉

Hace unas semanas me fijé en varios cojines de trapillo preciosos y muy coloridos. Unos hechos con granys, otros tejidos en espiral y otros con la técnica tapestry. Dada la ocasión de regalar a un niño, ¿por qué no uno de animales? me dijo mi madre.
Vi un montón de modelos y cuanto más sencillo, mejor. Patrones no había demasiados y que realmente me gustasen para tejer no encontré así que me puse a trabajar en el que tenía en mente y poco a poco fue cogiendo forma hasta que encajó con la idea que tenía.

Pensé en hacerlo con trapillo pero finalmente preferí el hilo de algodón suave. La medida que tiene de contorno  aproximadamente es de 60 cm.

¡Espero que os guste!

DSC02289 Seguir leyendo “COJÍN KOALA”