CESTA DE TRAPILLO GRIS

¡Hola!
Hoy traigo algo distinto y es que, hacía tiempo que me rondaba la idea de probar a tejer con trapillo, y por fin lo he hecho 🙂
Me entró el gusanillo cuando mi madre me hizo un precioso bolso y un “dejatodo” que yo utilizo para los collares y pulseras. Otro día os lo enseño 😉
El caso es que con tantos trabajos pendientes, lo he ido posponiendo hasta que hace un par de semanas, mirando en Internet labores, di con varios trabajos preciosos de trapillo. Encontré de todo… collares, bolsos, monederos, cestos e incluso alfombras. Al ver todas esas labores bonitas, se me ha vuelto a despertar ese gusanillo que tenía algo dormido.

Antes de ponerme a trabajar el trapillo, busqué información de truquitos a la hora de tejerlo. No me costó nada encontrar una página web que me chifló. Se trata del blog y tienda online de Susimiu, y quien está detrás es Laura, una chica que hace unos trabajos la mar de bonitos con un estilo precioso.  Si os pasáis por su página, estoy segura de que os encantarán sus creaciones, su especialidad son unas alfombras espectaculares 😉

Después de ponerme un poco al día con varios vídeos y recomendaciones, fui a comprar una bobina de trapillo y un ganchillo de 12 mm.
Una de las recomendaciones es tejer con ganchillo de plástico por el tema de comodidad y peso. Tejer con trapillo cuesta un poquito más que con hilo de algodón o lana, y es algo a tener muy en cuenta. A pesar de que aconsejan el ganchillo de plástico, mis expectativas con el ganchillo de madera eran altas y quería probar con uno, sí o sí. Mi gozo en un pozo. No sé si es por falta de práctica o porque realmente es mejor el de plástico, pero tuve que dejarlo.

No pude aguantar mis ganas de tejer el trapillo, ni de esperar a ir a comprar uno de plástico,  así que en vez de hacerlo con el ganchillo de madera, probé con uno de aluminio de 8 mm.
Decidí hacer un cesto pequeño y  el resultado es el que podéis ver en las fotos.

DSC00862 Seguir leyendo

Anuncios